Claude Chabrol y el sentimiento de culpa burgués

Si Asier Guerricaechebarria me asegura que igual no ha visto ni la tercera parte de la filmografía del cineasta francés Claude Chabrol (muerto la semana pasada a los 80 años), yo no habré visto quizá ni una cuarta o quinta parte. De las más de 70 películas que ha dirigido este hombre nacido en París, he visto sobre todo aquellas de las dos últimas décadas, más o menos, desde La Cérémonie (1995) hasta La fille coupée en deux (2007).

Todo empezó un día de 1995 o 1996 cuando el bueno de Iker Seisdedos me pidió que le acompañara a la proyección de La Cérémonie (1995) al Teatro de Barakaldo. De la margen izquierda conocía muy poco en aquel entonces, como mucho el hospital de Cruces o la calle empinada de Portugalete donde habíamos ido a ligar algún sábado y para de contar. No sé cuándo fue la primera vez que estuve en Sestao, pero no tuvo que ser hace mucho. La verdad es que no me siento muy orgulloso de admitir aquí que la primera vez que estuve en Barakaldo o en Santurce fue a los 17 años pero qué quieren que les diga, en aquellos tiempos no existía ni la línea 2 de metro ni el Max Center, y tomar el tren de la margen izquierda era algo así como una aventura (casi) peligrosa ya que si te equivocabas en Baraka te podías equivocar mucho.

Me imagino que los personajes burgueses que Chabrol retrataba, de haber existido, hubieran podido comprender el sentimiento de culpa que me albergaba al tomar el tren de la margen izquierda. Recuerdo la secuencia de La Cérémonie en la que la adolescente burguesa (Virginie Ledoyen), que controla de mecánica, arregla el coche de la amiga proletaria de su asistenta (Isabelle Huppert cuyo personaje prefiere la poesía a la mecánica…) y esto hace sentirle un cierto pesar a la burguesa Ledoyen (cuyo abuelo nació en Bilbao, dicho sea de paso) y un gran odio de la proletaria hacia ella que luego desemboca en el catártico final.

(Aquí les dejo el extracto, la secuencia en cuestión no llega hasta el minuto 5):

En fin, no sé lo que pensarían los críticos de cine del Cahiers du Cinéma de hacer esta analogía entre el cine de Chabrol y la margen izquierda del Nervión, pero a mí me ha parecido curioso contarles que dos chicos de Abando fueron a Barakaldo a ver una película que no sólo ridiculiza la burguesía sino que muestra que la lucha de clases sigue vigente hoy en día (como diría Mikel Insausti del EGIN). Pero bueno, también les confieso que ni Iker Seisdedos ni el autor de este blog tenemos ni puta idea de mecánica.

Anuncios

Un pensamiento en “Claude Chabrol y el sentimiento de culpa burgués

  1. Pingback: Borja Dolara intentándolo « Bilbao Me Mata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s