25 años de Regreso al futuro

Un mes de octubre de hace 25 años cuando John McNaughton se encontraba rodando en la ciudad de Chicago su ópera prima Henry, retrato de un asesino (que va a emitirse esta noche en el programa Zinemateka de ETB 3 en versión original subtitulada en euskera y después del pase habrá una tertulia de la que formaré parte,… Eins, que me quedo sin aire…), se estrenaba también Regreso al futuro la inmortal obra dirigida por Robert Zemeckis y escrita y producida por Steven Spieldberg. Aquí les dejo un vídeo que conmemora las bodas de plata con un entrañable Michael J. Fox que pena por esconder su enfermedad:

Mis padres me llevaron a verla al coliseo (ese emblemático edificio que será un casino dentro de poco), la alquilé en VHS cientos de veces, la vi y reví cuando la pasaron por TVE ni sé cuantas veces. El tiempo pasa pero Regreso al futuro permanece: Condensador de fluzo… fluceando; Alcalde Goldie Wilson me gusta como suena; Eres mi minino… quiero decir mi destino;Doc, ¿qué demonios es un Higawattio?; Despierta Mc Fly, ¿hay alguien en casa?; Esta pieza es antigua… digamos que es antigua de donde yo vengo, y un larguísimo etcétera de diálogos que nos han servido alguna vez en alguna réplica o que incluso, hemos incorporado a nuestro día a día.

¿Existe una mejor prueba de su éxito?

Anuncios

Un pensamiento en “25 años de Regreso al futuro

  1. Mitica película, y una genial gestion de la trilogía realizada por el gran Zemeckis, ya que todas las piezas de la historia encajan a la perfección como si de un puzzle se tratara.
    Un ejemplo de esto son las continuas escenas durante la primera y segunda parte, donde Doc Brown repite una y otra vez “Santo cielo” mientras que Marty repite “Que fuerte”, y por sorpresa en la tercera parte, Marty le dice a Doc “Santo cielo”, con lo que Doc le responde al instante “Lo se, es muy fuerte”. Frikada total, pero efectiva y perfecta, como todos los pequeños detalles del conjunto completo de la trilogía (podría tirarme horas…)
    Lo curioso de esta película es el escepticismo con el que muchas personas decidieron en su dia renunciar a verla, justificando comentarios del tipo “las películas de ciencia-ficción no me gustan, del futuro, tecnología, naves espaciales…” pensando que se iban a encontrar una pelicula del estilo a Terminator, Encuentros en la tercera fase, ET o vaya usted a saber!(ridículo).
    Lo gracioso es que la película no centra la herramienta de la ciencia ficción, la tecnología y los grandes efectos especiales para desarrollar la trama argumental, sino que lo utiliza a modo de accidente por el cual se desarrolla toda la historia de la película, ya que nos encontramos ante una película ambientada en los años 50 protagonizada por adolescentes de la época y un adolescente con un chaleco de guardacostas.
    ¿Quien no ha soñado con vivir en tiempos pasados y conocer a nuestros padres jovenes? Vivir sus experiencias, aventuras, formas de divertirse…
    Una serie de aventuras enrevesadas que causaran la madre del protagonista se enamore de su propio hijo (divertidisima y genial idea por parte de Robert Zemeckis y Bob Gale)

    Eterna, podran pasar los años y la película seguira siendo tan joven y atractiva como lo fue en su dia.
    Una de esas peliculas de culto que nunca te cansas de ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s