El día de la marmota

No sé si se trata de mi película preferida, pero si no lo es, andará muy cerca. Atrapado en el tiempo (Groundhog Day, Harold Ramis, 1993) es una de esas que cuando la ves no deseas ver ninguna otra. Puedes haberla visto 30 veces, no importa; te sigues divirtiendo con Phil Connors (Bill Murray), el cínico presentador de TV que se queda atrapado un 2 de febrero en el pueblo de Punxsutawney donde una marmota (de nombre Phil) predice la duración del invierno.

Descubrí esta película un poco tarde, como 3 o 4 años después de su estreno en los cines, y se lo debo al cantautor Borja Dolara. Tenía a Bill Murray como uno de mis actores favoritos, sobre todo, después de Los fantasmas atacan al jefe (de Richard Donner, 1988), Pelotón Chiflado (Ivan Reitman, 1981) y, por supuesto, Los Cazafantasmas (Ivan Reitman, 1984). Con Atrapado en el tiempo, se cierra el círculo de “películas de Bill Murray imprescindibles de Navidad”. Después ha brillado con Lost in translation (impagable la cara a lo Benny Hill cuando se encuentra en la sauna del hotel y los dos tíos que están a su lado tienen una conversación en alemán) de Sofia Coppola (2003) o con Broken Flowers de Jim Jarmusch (2005).

Me encanta la secuencia en que Phil Connors se lamenta de no poder repetir el día que conoció a una chica en las Islas Vírgenes e hicieron el amor hasta el amanecer como nutrias marinas. Poco después, Phil pregunta a sus compañeros de birras: “¿Qué haríais vosotros si estuvieses atrapados en lugar, y fuera el mismo día, una y otra vez, una y otra vez?”, a lo que uno de ellos responde: “es el resumen de mi vida”. Dice Fernando Trueba en su Diccionario de Cine que el mismísimo Preston Sturges hubiera firmado Atrapado en el tiempo. Yo creo que también la hubieran firmado un John Ford o un Howard Hawks por secuencias como esta:

Por cierto, para este año la predicción de la marmota Punxsutawney Phil indica que el invierno terminará pronto. Puede que el invierno termine pronto, pero aquí en Bilbao, el cielo seguirá nublado. Eso no cambia.

Anuncios

8 pensamientos en “El día de la marmota

  1. La ví en el cine en su día y me encantó. Me reí mucho y después la he visto unas cuantas veces.

    Bill Murray está soberbio, como de costumbre.

    Aparte de la historia en sí, esta película sirve además como explicación gráfica de las situaciones sin fín. Yo lo utilizo un montón.

    Como curiosidad, el cámara que les grababa en la película era el cómico inglés Chris Martin, que tenía una serie de tv de humor bastante surrealista, que se adelantó en el tiempo a muchas de las ue veríamos años después.

    Un saludo,
    Celestino Martínez.

  2. Muchas gracias María.
    Celes no tenía ni idea de lo de Chris Martin… De hecho he encontrado un cómico inglés del mismo nombre pero de 24 años (cuyo padre se llama Martin Martin), luego no será él. Y también está el cantante de coldplay que tampoco será él.

  3. Pingback: Retrospectiva de John Ford « Bilbao Me Mata

  4. Pingback: Borja Dolara intentándolo « Bilbao Me Mata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s