Retrospectiva de John Ford

En los cines GOLEM de AlhóndigaBilbao se viene celebrando desde hace varias semanas una retrospectiva (parcial) sobre la obra de John Ford bajo el título de “El último hurra. Se trata de uno de esos ciclos que antes se hacían en el Museo de Bellas Artes y en donde, pudimos disfrutar durante el 2010 de la obra de cineastas como François Truffaut, Jacques Tati o Werner Herzog, entre muchos otros. Ahora la zinemateka ha ganado en acomodo al trasladarse de la sala de conferencias del Bellas Artes a la Sala 3 de los Golem que aunque tenga menos aforo, la zinemateka ha adquirido más notoriedad y acudirán a las retrospectivas un público más joven, más urbano…

Ford es aquel que se presentó a sí mismo en una reunión de la Liga de los Directores en los años 50 de esta forma tan humilde “Me llamo John Ford y hago películas del oeste”. Pero aparte de entregarnos los mejores westerns (que, dicho sea de paso, es un género que está vivo gracias a Valor de Ley de los hermanos Coen), también hizo inolvidables películas de todos los géneros en los que realzaba valores como el compromiso, la lealtad o la amistad, que parecen extinguidos de la vida de hoy en día.

En esta retrospectiva he visto tan solo Pasaporte a la Fama (1935) y ayer La Osa mayor y las Estrellas (1936); el relato del levantamiento Irlandés contra el Imperio Británico a partir de la vida de una pareja en una barriada de Dublín. Una historia de amor, de violencia y de pertenencia. Una película que quizá no figurará entre sus obras cumbres pero que se trata de una parte muy importante de la historia de Europa, y un acontecimiento, el del levantamiento irlandés, que nos toca muy directamente a los vascos, en un momento como el de ahora, en que tenemos que dar pasos decisivos hacia la reconciliación; mirando al futuro pero sin olvidar el pasado.

Anuncios

2 pensamientos en “Retrospectiva de John Ford

  1. Siempre estamos comparándonos con los irlandeses, pero lo cierto es que los vascos hemos gozado de muchísima más libertad y oportunidades dentro de España que los irlandeses bajo la bota inglesa. Para muestra sólo comparar el número de vascoparlantes y el de irlandeses que hablan gaélico o el de escoceses que hablan escocés. Porque si nos hubieran apretado las tuercas de la forma que los ingleses hicieron con Irlanda, hace tiempo que seríamos independientes.

    • Pues es verdad Roger, creo que son incomparables ambos casos. La fractura entre Irlanda y Londres era mucho más grande de la que podía haber entre Euskadi y Madrid…
      Lo mejor para todo conflictones un buen chiste de Argiñano, una mezcla de verdad, provocación y mala hostia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s