Los libertinajes de Arriaga

El otro día Javier Arriaga (también conocido por tucán o Le tuk) nos invitó a comer a Asier Guerricaechebarria y a un servidor a su casa en la calle Epalza. La comida no fue más que un pretexto para ponerse al día. Estuvimos hablando de todo un poco: de la vida, de pelis que habíamos visto y, sobre todo, de los proyectos en los que habíamos trabajado en los últimos meses.

Javi fue primer ayudante de dirección en Resentimiento de Javier Rebollo, por mi parte ayudante de producción en La conspiración de Pedro Olea, y el bueno de Asier, aunque no participara en ninguna peli, recibió una ayuda a la escritura del ICAA y tuvo tiempo de colaborar en el estreno y difusión de Un mundo casi perfecto. Precisamente fue en el rodaje de esta película en la que conocimos a Javi.

Cuando se incorporó al rodaje de Un mundo casi perfecto, Javi estaba aterrizando en Bilbao después de una larga estancia en Barcelona. Quizá fuera este pasaje por la ciudad condal y un pasado en el mundo de la publicidad lo que hizo que, al principio, le tuviera cierto recelo. Pero la vida me ha enseñado a dudar de mis primeras impresiones sobre la gente y con el tiempo y el rodaje tan divertido que fue, nos fuimos conociendo un poco mejor, y ahora es un gran amigo con el que se puede contar para lo que sea…

Javi es un tipo generoso. Todo lo que tiene lo da y además es correspondido, como así ha pasado con su último libertinaje (palabra con la que él designa a sus cortometrajes) en el que ha contado con un gran equipo que ha trabajado por amor al arte, nunca mejor dicho.

El proyecto se llama, por el momento, Un final feliz y está protagonizado por dos buenos actores como son Gurutze Beitia y Lander Otaola. Javi nos mostró algunos de los planos ya montados y la verdad es que el corto, es decir, el libertinaje, promete. Y mucho.

Aquí les dejo un link para que vean otros de sus libertinajes. En particular, Tenemos que hablar, una pieza de Arriaga en estado puro:

En los tiempos que corren en el mundo del audiovisual, hay gente que prefiere moverse a codazos y que aprovecha cualquier oportunidad para despedazar al prójimo.

Yo prefiero la vía Arriaga, que consiste en ser consecuente con lo que a uno le gusta y ser generoso con los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s