Park Chan-Wook presentará Stoker en el FANT

La noticia del día es la confirmación de que el director coreano Park Chan-Wook (autor de la obra maestra Old boy) será el invitado de excepción en la nueva edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao – FANT 19; ya que vendrá a presentar, el próximo viernes 3 de mayo, una semana antes del estreno oficial en las salas de cine, su primer trabajo en Hollywood, el largometraje Stoker, un pertubador thriller protagonizado por Mia Wasikowska, Matthew Goode y por, nada menos que, Nicole Kidman.

Además de que es una excepcional noticia y una primicia en toda regla (estrenos de este calibre suelen hacerse únicamente en Madrid o en Barcelona), también hay que ser conscientes de la importancia que tiene traer a gente del prestigio y reconocimiento internacional de Park Chan-Wook (en la foto junto a Nicole Kidman) a Bilbao.

STK-9512.RW2

No en vano, esta misma mañana he leído lo siguiente en twitter, y espero que a su autor, Fernando Iradier, no le moleste que lo cite: “¿Soy el único que ha sentido una punzada en su orgullo donostiarra al enterarse de que Park Chan-Wook presenta Stoker en el Fant de Bilbao?”. Aparte de la gracia que pueda tener la vieja rivalidad localista, que siempre está dominada por el fútbol, en la frase de Fernando hay un honesto reconocimiento al trabajo bien hecho.

No sé quién dijo que la villa de Bilbao, además de exportar el talento propio (salir fuera), debería poner el mismo ahínco en importar el talento de fuera. Pues bien, este es uno de esos casos.

Para los que trabajamos en Cultura, y más con los tiempos de crisis y desesperación que corren, esta noticia representa mucho más que la visita de un exótico director de culto que ha trabajado con Nicole Kidman. Es mucho más que eso. Para nosotros supone un espaldarazo para que continuemos en la brecha, trabajando en lo que creemos y en lo que nos gusta.

oldboy

Tan solo he visto del director surcoreano Old Boy (2003) y Thirst (2009), ambas en París. La primera con cómo no Asier Guerricaechebarria, que se compró el DVD  y pudimos ver la historia de Oh-Dae Su; aquel entrañable borrachín por el que, gracias a la interpretación del actor Min-Sik Choi y a la dirección de Chan-Wook, no podemos sentir más que simpatía e identificación; y solo deseamos que pueda cumplir su venganza hasta el fin.

La segunda, Thirst (sed), la vi en los cines MK2 Odeon con Andrea Castillo. Al enterarme de la noticia de Park Chan-Wook, he tenido un momento revelador, proustiano, que me ha hecho rememorar los prolegómenos de aquella tarde y pensar en Andrea, y no en la provocadora riada de sangre que era Thirst, que no me gustó nada. Acaso tan solo una sensación de picor por todo el cuerpo que me hizo estar incómodo en la butaca durante la proyección.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s