La Parte de los Ángeles de Ken Loach

ANGELES

Con motivo del Día Mundial de la Educación Social, EducaBlog junto con el Colegio Profesional de Educadores/as Sociales del País Vasco (CEESPV-GHEE) proyectan, mañana 17 de octubre a las 20:00, la película de Ken Loach Angel’s Share (La parte de los ángeles, 2012), en el Sozial Antzokia de Basauri. La proyección será en Versión Original subtitulada y será presentada por los organizadores del evento.

No se me ocurre mejor propuesta, además de reciente y con temática social, que esta obra que figura entre las mejores del director inglés. Probablemente una de las tres mejores junto a Lloviendo piedras (1993) o Ladybird, Ladybird (1994)… (Me encanta también, la tan denostada por la crítica española, Tierra y Libertad, 1995).

El guión cuenta con la participación de Paul Laverty, como en Sweet Sixteen (2002) o la más reciente Looking for Eric (2009), y con una premisa no muy distinta a las de estas dos buenísimas películas. Sin embargo, La parte de los ángeles consigue mejorar ambas porque es la mezcla perfecta de fraternidad, solidaridad, violencia, humor y drama. Y todo ello además aderezado con el mejor whisky escocés.

Robbie (excelente el actor novel Paul Brannigan) es un joven problemático que trata de huir de su trágico destino en los bajos fondos de Glasgow. Lo tiene difícil porque, a punto de entrar en prisión por sus frecuentes problemas con la violencia, debe afrontar su nuevo papel de padre y cumplir horas de trabajo para la comunidad. Aquí es donde conoce al educador Harry, un hombre que le da una segunda oportunidad.

En La parte de los ángeles cohabitan una serie de personajes muy entrañables que demuestran que todo es más fácil con la ayuda de los amigos pero sin olvidar tampoco que uno tiene que tener la voluntad de salir de la mierda en la que se ha metido.

Hay dos escenas que merecen un punto y aparte. La primera, el cara a cara entre Robbie y un chico al que ha dejado tuerto. Es estremecedor cómo el pobre chico relata lo ocurrido mientras vemos imágenes en flashback, recuerdos borrosos de una paliza que el chico que ha perdido el ojo no olvidará mientras viva. La secuencia, de una gran violencia (sin efectos innecesarios como armas o sangre), termina con Leonie (la novia de Robbie) diciendo: “siento vergüenza”.

La otra escena memorable posee en cambio un tono de comedia: la cuadrilla de amigos, vestidos con las características faldas escocesas (las Kilt), se encuentran con la policía que les registra… Es una secuencia en la que no ganamos para sustos pero que está ejemplarmente contada.

Estas dos escenas definen muy bien La parte de los ángeles: una tragedia en ciernes que se convierte finalmente en una comedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s