El cierre del INAAC y la importancia de las Film Comission

Cuando justamente se cumplen 5 años de la creación de la Fundación INAAC (Instituto Navarro de las artes audiovisuales y de la cinematografía), el ejecutivo navarro de UPN ha decidido cerrarla (junto a otras 7 fundaciones dependientes del gobierno) para “reducir los gastos de estructura de la Administración”.

Esta Fundación tenía cuatro áreas de trabajo hasta ahora que eran dirigir la Filmoteca Navarra, el Festival de Cine Documental Punto de Vista, la Navarra Film Comission y las ayudas a la creación audiovisual cinematográfica. El todavía director-gerente del INAAC, Koldo Lasa, que ocupa además actualmente la vicepresidencia de la Spanish Film Comission (SFC), cargo e influencia que la Comunidad Foral Navarra perderá ante su cese, tiene como foto de perfil en twitter (o avatar) una persiana cerrada a cal y canto. Como tuiteaba el periodista Javier Domínguez es un avatar para enmarcar; una imagen vale más que mil palabras.

En cambio según José Luis Sánchez Muniain, nada más y nada menos que portavoz del Gobierno Navarro, vocal del Comité Ejecutivo del partido regionalista, además de vicepresidente 2º y también consejero de Turismo, Cultura y Relaciones Institucionales, estas actividades que promovía la Fundación INAAC serán asumidas por la dirección general de Cultura y Baluarte: la dirección de la Filmoteca, el Festival Punto de Vista (que será dirigido por la misma persona que en el INAAC, Ana Herrera, dada su condición de funcionaria), las ayudas al cine, que se realizarán en convocatoria pública, serán mantenidas por la dirección general de Cultura y, por último, la promoción de Navarra como escenario de rodajes o, lo que es lo mismo, lo que hacía la Navarra Film Comission, será una labor comercial que liderará el departamento comercial de Baluarte.

Siempre he defendido la cultura como herramienta de promoción para el turismo. En este blog he citado muchas veces que uno de los factores para que las dos ciudades más turísticas del mundo, New York y París, lo sigan siendo, es el apoyo de las autoridades locales para promocionar los rodajes y lo atractivo de su imagen con la difusión de las películas a escala mundial.

No conozco el caso de New York, pero sí el de París, puesto que una de mis mejores amigas, Melanie Chebance, trabaja en Film France (que es el equivalente a la SFC y cuyo director, por cierto, Patrick Lamassoure, es vasco) y me suele contar cómo muchas veces invitan a guionistas y a productores extranjeros de viaje por localizaciones o las innumerables veces que tiene que viajar a los festivales de todo el mundo a seguir “vendiendo” Francia como escenario de rodaje.

Y por supuesto, manejando presupuestos equivalentes a la importante actividad que desarrollan que no es otra que fomentar la industria del cine. Unos presupuestos que seguramente “asustarían” en un país como el nuestro cuyo gasto en las industrias culturales es, como diría Javier Echániz, el chocolate del loro.

Los franceses y los americanos saben que cada euro o cada dólar de gasto en su país tiene un efecto multiplicador en su economía y además tiene consecuencias positivas (y tangibles) sobre la imagen del país y el turismo.

Navarra en los últimos años ha sido escenario de exitosas películas como Las brujas de Zugarramurdi, o Biutiful, o documentales como Encierro en 3-D, La Chanson de Roland, o el mismo Asier eta biok (que está teniendo una merecida y fenomenal respuesta del público). La película en la que yo trabajé, La Conspiración (una imagen del rodaje en la foto de más arriba) no se pudo hacer si no llega a ser con el apoyo del INAAC, y del propio Koldo Lasa y de la entonces encargada de la Navarra Film Comission, Lorea Méndez. Muchas producciones francesas eligen lugares como el desierto de las Bárdenas Reales (en la foto de aquí arriba) tanto para películas de ficción como para spots comerciales.

Las Film Comission son los mejores interlocutores para los productores, para aquellos que decidirán emplazar sus producciones en tal o cuál sitio, ya que conocen las particularidades que rodar una película conlleva, desde su producción hasta su difusión, pasando por la organización de eventos como los ciclos de la Filmoteca o la celebración del Festival Punto de Vista. Que este trabajo sea desempañado a partir de ahora por gente ajena al sector, no puede ser una buena noticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s