El cine humanista de Laurent Cantet

8149300563_194833514b

En Ressources humaines (Recursos humanos, Laurent Cantet, 2000) Jalil Lespert interpreta a Frank, hijo de obrero y estudiante de empresariales, que vuelve a su pueblo natal de Normandia para hacer las prácticas en la misma fábrica que su padre, pero en la sección de Recursos Humanos, donde tiene la función de servir de puente entre la dirección y los sindicatos en la negociación para la reducción de la jornada laboral.

Sin embargo un día descubre accidentalmente que existe un plan de re-estructuración de la empresa en el que se contemplan 12 despidos, entre ellos el de su padre. Frank se lo comunicará a los sindicatos, que comenzarán una huelga.

Hay una escena (en la imagen de arriba) particularmente significativa del conflicto en la relación padre/hijo, el tema dominante de la película. Durante la huelga Frank se encuentra con su padre, que ha aceptado su despido y sigue trabajando como si nada, y en un monólogo acusador le recrimina su pasividad y la vergüenza que siente de ser hijo de obrero, pero más aún, la vergüenza que siente de haber sentido vergüenza. “¡Esta vergüenza me la has inculcado, tú!”, le dice gritando.

Esta ejemplar escena de la primera película de Cantet resume muy bien su cine. En este, además de los conflictos paterno filiales, los de la lucha de clases (en L’Emploi du Temps (2002) o en la misma Ressources Humaines) o los de profesor/alumnos (en La Clase (2008)), siempre hay una base de guión de ficción fuerte pero que toma prestado mucho de la realidad, de lo cotidiano.

La ficción flirtea con lo real, se viste de ella. Muchas veces los diálogos son modificados en rodaje por actores tanto profesionales como no profesionales. Jalil Lespert es hoy uno de los mejores actores de Francia pero el que hace de su padre, Jean-Claude Vallod, no ha vuelto a trabajar en el cine y en cambio, es impresionante en la escena mencionada, cuando humillado por su hijo rompe a llorar y apaga la máquina totalmente abatido.

En Foxfire, que está actualmente en cartelera, también ocurre algo parecido: un grupo de chicas adolescentes deciden no pasar ni una en la sociedad americana machista de los años 50 y montan una banda en la que imperará el compañerismo y la fidelidad. Ninguna de las actrices que yo sepa son profesionales pero trasladan, en interpretaciones muy convincentes y magistralmente dirigidas por Cantet, todo el humanismo de sus personajes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s