¿Quién es Glen Hansard?

El próximo jueves día 14 de febrero en el Kafe Antzokia de Bilbao hay un evento mayor, de los de marcar con rojo en la agenda, la actuación del cantante y compositor dublinés Glen Hansard.

A quien Hansard no le diga nada, tal vez recuerde la película The Commitments (Alan Parker, 1991) en la que un grupo de dublineses del sector norte, la mayoría en paro o con curros de poca monta, deciden montar una banda (de nombre igual que el título de la película) y para eso recurren al gran Jimmy Rabbit, experto en música soul, que será su manager.

Hansard era el guitarrista de aquel grupo y uno de sus fundadores. En la secuencia de inicio Rabbit le pregunta cómo quieren llamar a la banda. “YYY”, responde Hansard. Es memorable la réplica del otro: “¿Y, Y, y otra jodida, Y?”. “Bueno habíamos pensado poner un signo de interrogación después de la segunda Y, ¿qué te parece?”.

El éxito de The Commitments fue más allá de las pantallas de cine y la banda (músicos que se interpretaban a sí mismos) estuvo al menos una vez de gira por Europa, en la que, según la leyenda porque no queda ni rastro en internet, actuó también en Bilbao, dando un concierto en la sala Mocedades (local que era propiedad del grupo de nombre ídem) de la calle Elcano.

En el 2007 se estrenó una de las películas más inspiradoras que he visto en mi vida, Once (John Carney). Si en el epílogo de la película de Alan Parker habíamos dejado a Hansard tocando para los turistas en las calles céntricas de Dublín; en Once, le volveremos a encontrar en el mismo lugar… Pero 16 años después. Aquí es donde conoce a Marketa Irglova una joven rumana vendedora de rosas.

Glen y Marketa comenzarán a cantar juntos y se enamorarán, en uno de los relatos más emocionantes sobre la revelación del amor que continuará fuera de la pantalla.

Es más, en el 2008, se alzarán con el Oscar a la Mejor Canción Original por Falling Slowly, compuesta por ellos mismos. Fíjense en la pequeña diferencia de matiz: si en The Commitments llegaron hasta la calle Elcano, con Once lo harán hasta Hollywood y ganando un Oscar además. Casi nada.

Este premio es el punto de partida del documental The Swell Season (Nick August-Perna, Chris Dapkins, Carlo Mirabella-Davis, 2011) en el que el grupo del mismo nombre comandado por Glen Hansard y Marketa Irglova da una gira por Estados Unidos. El documental es la crónica íntima del auge y la caída de su historia de amor. Caída, propiciada en gran parte por él, por su desvanecimiento emocional y autodestructivo, como si se cumpliera la profecía de la canción oscarizada: cayendo lentamente / delante de ojos conocidos / no puedo volver atrás.

El azar ha querido que sea un 14 de febrero, día de los enamorados, en el que actúe en Bilbao. No sabemos si interpretará Falling Slowly en el Kafe Antzokia, tal vez el recuerdo siga doliendo o, por el contrario, cantar al desamor lo salve. Lo que sí sabemos es que tendremos una gran oportunidad de ver en directo a quien ha comprobado, en sus propias carnes, cómo la vida imita al arte y viceversa.

Anuncios

Concierto de Dominique A en el Kafe Antzokia

dominique A

Anoche fui con unos amigos a ver el concierto de Dominique A en el Kafe Antzokia. A pesar de que fuera miércoles y de la persistente lluvia, hubo mucha gente que se acercó a ver al cantante francés; por supuesto gente de Bilbao (al final nos conocemos todos) pero también bastantes franceses que estaban de paso y que pedían con insistencia canciones antiguas (un tipo a nuestro lado, gritaba como un descosido al final de cada tema: “¡Boris!, ¡Boris!”… Ni mis amigos ni yo acertamos a adivinar de qué canción se trataba), a lo que Dominique A respondía, con diplomacia y en perfecto castellano, que no.

Nunca te había dicho / pero nosotros somos inmortales / ¿por qué te marchaste… / antes de que te lo contara? Es el estribillo de la canción, Immortels, uno de los grandes temas pop de uno de sus mejores discos, La Musique (2009). Hasta entonces, Dominique A había ofrecido principalmente un repertorio de rock, en la línea existencialista de los Noir Désir, en los temas de Contre un arbre o Le Sens, y en una onda más intimista en Vers le bleu. Luego vinieron también Hasta que el cuerpo aguante, la historia del tío más crápula del mundo, y la reivindicativa y social Rendez-nous la lumière de su último disco Vers les lueurs (2012).

No suele ser muy habitual poder ver a artistas franceses de primera fila en Bilbao. Solo me viene a la memoria una actuación de la también actriz (y musa de la nouvelle vague del cine francés) Anna Karina y de Philippe Katerine durante el Zinebi del 2003. Anoche tuvimos la ocasión de descubrir a Dominique A y, a juzgar por la buena recepción que tuvo el concierto, muchos esperamos que puedan venir otros como Benjamin Biolay, Keren Ann, Coralie Clément, Vincent Delerm, Benabar o Thomas Fersen; todos ellos pertenecientes a la chanson française (etiqueta que para resumir diremos que es música de variedades pero con buen gusto) y todos ellos admiradores de Dominique A.

Mery May, algo parecido al rock

Hay una secuencia en la película The Commitments (Alan Parker, 1991) en la que el protagonista Jimmy Rabbit, acompañado por el bajista y el guitarrista de la banda de soul que están formando, se encuentran en una boda viendo cómo el futuro cantante del grupo, Deckland, está cantando una canción completamente borracho. Antes de que este se caiga de culo del escenario al suelo, Jimmy suelta algo así como “este tío está haciendo algo parecido a la música”.

El pasado jueves 16 de Febrero, estuve viendo a la cantante y compositora vasco-irlandesa Mery May (cuyo nombre es María Fagan) en el Kafe Antzokia. Acompañada por la nueva banda que acaba de montar en la ciudad francesa de Bordeaux, The bang Band (que la forman dos buenos músicos franceses, Franck Lapuyade a la batería y cajón, y Cedric Menesguen a la guitarra), precedió a un grupo de rock acelerado: los Governors.

A pesar de sus 22 años, Mery May tiene tablas: sabe tocar muy bien la guitarra y cantar tampoco lo hace nada mal. Aunque no esconda sus más variadas influencias: Beatles, U2, The Cramberries, Four Non Blondes o Neil Young, el mejor argumento de su estilo son sus propios temas. Destacan sobre todo: Free like an eagle y Oh Lord.

En el Kafe Antzokia, recuerdo haber visto a Rickie Lee Jones a finales del 2009 (en el que más de uno se hizo caquitas con Bonfires in Hell) o a Aiora Renteria de Zea Mays en el reciente Mikro Film Festival dar un concierto inolvidable. Dos grandes voces femeninas sin duda. No estoy diciendo que Mery May esté a su nivel pero, como ocurre con aquellas dos, cuando la joven de Mondragón interpreta un tema, uno piensa que está haciendo algo parecido al rock.

Me gusta y mucho: Pepe Extremadura

Jose Roseiro es el nombre de nacimiento del cantautor Pepe Extremadura. Pepe vive a caballo entre Bilbao y Cáceres : Es defensor de Extremadura en Bilbao y viceversa. Pepe canta al Subcomandante Marcos (junto a Joaquín Sabina), a los pobres de El Salvador (dio allí varios recitales en favor de los damnificados por el huracán Mitch, fue nombrado Huésped de Honor de este país centroamericano), a sus amigos (al marino José Luis Ugarte), a los poetas (Lorca, Gabriel y Galán, Luis Chamizo), a las Hurdes, a La Habana, al protagonista del “viejo y el mar” de Hemingway y a todo aquel que lucha por llegar hasta el final de sus sueños. Aquí está un video de la canción ” La Nacencia ” (poema de Luis Chamizo, en castuo ):

Pepe ha recibido numerosos premios y homenajes. Destacan el galardón “Extremeños, sin fronteras” o el premio GO del Ayuntamiento de Bilbao, premio que reconoce la labor de personas que han contribuido a que Bilbao sea más amable y habitable para sus residentes y para quienes la visitan.

Pepe es todo ello y mucho más, es un hombre noble que le gusta estar con sus amigos, disfrutar con ellos y vivir dignamente.

Entre sus proyectos futuros está una canción dedicada a Bilbao que espera poder grabarla próximamente y que contará con la colaboración de numerosos artistas autóctonos, extremeños y vascos, como siempre uniendo lo mejor de cada tierra, ya que cree como él mismo declarara: En los dos casos (Euskadi y Extremadura) se ha ofrecido una imagen distorsionada, alejada de la verdadera realidad.

También está preparando un himno para Cáceres 2016, cuya letra la pueden ver y oir aquí, y la música de la canción será compuesta por el director de orquesta Luis Cobos :