Bilillo. El Sur de Armenia

bilillo7

El pasado viernes Jose Ignacio Dermit, Bilillo y los Sullos presentaron su segundo disco El Sur de Armenia. Los Sullos no son otros que los míticos Edu Basterra, a quien agradeció haberle ayudado a volver a los escenarios, Jose López Iturriaga y Juan Pelaez, estos dos últimos componentes del grupo de pop de los 80, Los Santos, y también los jóvenes Galder Creo a la batería y el acompañamiento en la voz de Ainara en uno de los grandes temas del disco “Subiendo lentamente al cielo”.

Fue un día muy especial, de esos que hay que marcar en rojo en la agenda, porque además de considerarme un devoto de todos los temas que ha compuesto Bilillo en este y en el anterior LP de 2009, Vago, la presentación tuvo lugar en la Sala Cúpula del Teatro Campos Elíseos, el mismo recinto que el memorable homenaje de Bilillo a The Kinks, para mí el descubrimiento de que en los 80 no todo era punk en Bilbao. Tampoco faltó Jerry Corral, el organizador del evento e ideólogo de los Izar & Star.

En la entrevista que Mónica Sánchez Gato le hizo en genetikarock (que puedes leer íntegra aquí), Bilillo hablaba de Errol Flynn (que aparece citado en dos canciones del disco El Sur de Armenia), que aunque los menores de 35 años no lo conozcan (como dijo durante el concierto), para su “alma infantil” representaba “la encarnación de lo máximo a lo que podía aspirar un ser humano: el valor, la generosidad, el ingenio y la fuerza del héroe, mezclados con la ligereza, el descaro y la ironía, sin ninguna de las cualidades desagradables que suelen tener los triunfadores ceñudos o los antihéroes desengañados que pueblan las películas y novelas adultas. “

Y creo que es así como debe entenderse El Sur de Armenia y también la alternativa Bilillo. Se trata de un concepto alejado de las modas pasajeras, pero comprometido con escribir grandes canciones, que son historias en sí mismas. Llegando a ser melancólico y vitalista en su mejor momento, al estilo de Elvis Costello o The Beatles, con temas como “Alegría y Felicidad”, sus dos chicas favoritas, o “Insectos” cuyo comienzo “como insectos chocando, una vez y otra vez, contra el terco cristal,…” es una de las mejores metáforas que he escuchado hace bastante tiempo.

Y solo por esta metáfora, El Sur de Armenia ya es mucho.

Anuncios

Jimmy Barnatán y el verano

Jimi4

“Uno se anima simplemente mirando”, dijo una vez Woody Allen. Se refería a que en todas las crisis de su vida, él siempre se precipitaba a la calle yendo a pasear por Nueva York para despejarse un poco la mente. Viendo el discurrir de la gente anónima por la vida, Woody relativizaba un poco sus problemas.

Hace un par de semanas bajaba por la calle Iturribide, pensando en mis cosas, y observé en la terraza del bar Melilla y Fez que estaba sentado el actor y músico Jimmy Barnatán charlando tranquilamente con dos amigos suyos. La conversación parecía bastante animada, y por un momento se me olvidaron las preocupaciones que llevaba en la cabeza.

En el momento en que le vi no sabía ni que se llamaba Jimmy, ni que fuera músico, ni escritor, tan solo me sonaba de secundario en El día de la Bestia (el niño al que exorcizan en el clásico de Álex de la Iglesia) y que había aparecido en la serie Los Serrano. Dos días más tarde, viendo Pasapalabra, Jimmy era uno de los invitados y era de lejos el que más preguntas respondió de los invitados famosos. Y me cayó bien otra vez.

new york blues

Y por fin el viernes pasado, en la primera vez que acudía al Hondarribia Blues, mira por dónde me encuentro Jimmy Barnatán & The Cocooners tocan allí. En el puesto de merchandising Jimmy vendía su novela New York Blues, libro que compré pensando que quizá se tratara de una señal. Es el relato contado en primera de persona de Berkonsky, un joven guionista que investiga la vida y muerte de un oscuro músico, vuelve a New York, después de muchos años de ausencia y con un sinfín de preguntas en la cabeza.

Siguiendo los consejos del monstruo de Frankenstein, alone bad, friends good (solo mal, con amigos bien), nada tan veraniego como disfrutar de un día soleado en una terraza tomando unas birras con tus colegas. Aunque tampoco esté tan mal leer un libro de alguien que has visto hasta tres veces en muy poco tiempo.

 

 

 

Miles Kane en el Kafe Antzokia

The+Last+Shadow+Puppets+-+The+Age+Of+The+Understatement+-+CD+ALBUM-432166

El joven Miles Kane (Birkenhead, cerca de Liverpool, 1986), líder de la banda británica de rock The Rascals, actuó anoche en el Kafe Antzokia de Bilbao presentando su segundo disco en solitario Don’t Forget Who You Are, después de su esperado primer álbum en 2011 Colour of the Trap. Kane debutó a los 18 años sobre la escena glam rock inglesa en el seno del grupo The Little Frame. Varios años más tarde, en el 2007, funda The Rascals y publica dos álbumes muy apreciados por la crítica y el público, sobre todo Rascalize (2008).

Ese mismo año, funda también The Last Shadow Puppets junto a su cómplice Alex Turner (líder de los Arctic Monkeys) y aparece su único disco hasta la fecha The Age of the Understatement, y es aquí donde yo quería llegar.

En aquel 2008, en el magazine de entrevistas Le Grand Journal de Canal Plus en Francia, Kane y Turner presentaban este álbum, interpretando en directo uno de los mayores singles (y una de sus mejores composiciones, sin lugar a dudas) My Mistakes Were Made For You (aquí abajo el enlace) que les valió una nominación a los Premios Mercury de ese año (finalmente el premio recayó en el grupo de Manchester Elbow).

El CD de The Age of the Understatement se lo compró mi novia, Linda Martinez, prácticamente al día siguiente y no paramos de escucharlo. Temas como el homónimo que abre el disco, Standing next to me o la acelerada Separate and Ever Deadly son memorables y el disco, en mi opinión, es uno de los mejores discos aparecidos en el Reino Unido después del celebrado brit pop (léase Blur, Oasis, Pulp y Suede).

Miles Kane ahora gira en solitario y por supuesto no interpretó anoche ningún tema del The Age of the Understatement. Es normal, son dos proyectos distintos, dos historias distintas. Tampoco es lo mismo The Rascals o los Arctic Monkeys que The Last Shadow Puppets. No se pueden comparar.

Y por último ayer, en un repleto Kafe Antzokia, a pesar de las ganas de Miles Kane y de que algún tema de su último disco sea loable, quedó claro que su mejor versión es cuando se junta con su amigo Alex Turner. Y en mi opinión a este último le sucede más de lo mismo; Arctic Monkeys nunca me han parecido para tanto.

El regreso de los Blues Explosion

jon spencer

Dicen quienes lo vivieron que el primer gran concierto de la sala Kafe Antzokia, el día en que esta realmente se inauguró, fue un 13 de abril de 1997; fecha en la que compartieron cartel la (hoy desaparecida) banda de Detroit Demollition Doll Rods y la neoyorquina Jon Spencer Blues Explosion (en la foto, en la prueba de sonido).

El Antzoki, que entonces apenas llevaba un año y algo en funcionamiento, se convertiría poco después en la sala de referencia donde iban a actuar los mejores grupos independientes internacionales y nacionales.

Apenas 6 meses antes de la inauguración del Museo Guggenheim, el trío de punk y blues americano compuesto por Jon Spencer, Judah Bauer y Russell Simins ponía fin simbólicamente a aquel gris y viejo Bilbao de los 80 y principios de los 90, al que quizá se tenga demasiado idealizado.

Este pasado sábado de Carnaval (de nuevo una señal o una excusa más para unirse a la fiesta), Jon Spencer y los suyos (que son dos guitarras y un batería), volvieron al mismo escenario bilbaíno para presentar su último disco, Meat+Bone (2012), 16 años después, y ofrecernos un repertorio ininterrumpido de casi una hora antes del bis y antes de que Jon Spencer se fuera literalmente “de baretas” (bajó del escenario y llegó hasta la barra de la entrada). Abrieron la noche los barceloneses Tokyo Sex Destruction cuya denominación hacía presagiar la intensidad de los Explosion.

En efecto, los neoyorquinos, con un sonido que va del blues de los Cream hasta el punk de los Sex Pistols, y con una actitud comprometida y salvaje que llevan exhibiendo desde hace más de 20 años, se metieron en el bolsillo al público que abarrotaba el antiguo cine San Vicente y que colgó, como en las mejores ocasiones, el cartel de “Sarrerak agortuta daude” (no hay entradas).

Era la primera vez que yo los veía en directo, después de haber asistido al concierto de Heavy Trash (trío rockabilly que lideró Spencer entre 2006-2009) y haber oído por primera vez las batallas de aquella primera vez, aquel concierto de abril de 1997. Un año que fue, en definitiva, importante y simbólico para el Bilbao que conocemos hoy en día.

¿Quién es Glen Hansard?

El próximo jueves día 14 de febrero en el Kafe Antzokia de Bilbao hay un evento mayor, de los de marcar con rojo en la agenda, la actuación del cantante y compositor dublinés Glen Hansard.

A quien Hansard no le diga nada, tal vez recuerde la película The Commitments (Alan Parker, 1991) en la que un grupo de dublineses del sector norte, la mayoría en paro o con curros de poca monta, deciden montar una banda (de nombre igual que el título de la película) y para eso recurren al gran Jimmy Rabbit, experto en música soul, que será su manager.

Hansard era el guitarrista de aquel grupo y uno de sus fundadores. En la secuencia de inicio Rabbit le pregunta cómo quieren llamar a la banda. “YYY”, responde Hansard. Es memorable la réplica del otro: “¿Y, Y, y otra jodida, Y?”. “Bueno habíamos pensado poner un signo de interrogación después de la segunda Y, ¿qué te parece?”.

El éxito de The Commitments fue más allá de las pantallas de cine y la banda (músicos que se interpretaban a sí mismos) estuvo al menos una vez de gira por Europa, en la que, según la leyenda porque no queda ni rastro en internet, actuó también en Bilbao, dando un concierto en la sala Mocedades (local que era propiedad del grupo de nombre ídem) de la calle Elcano.

En el 2007 se estrenó una de las películas más inspiradoras que he visto en mi vida, Once (John Carney). Si en el epílogo de la película de Alan Parker habíamos dejado a Hansard tocando para los turistas en las calles céntricas de Dublín; en Once, le volveremos a encontrar en el mismo lugar… Pero 16 años después. Aquí es donde conoce a Marketa Irglova una joven rumana vendedora de rosas.

Glen y Marketa comenzarán a cantar juntos y se enamorarán, en uno de los relatos más emocionantes sobre la revelación del amor que continuará fuera de la pantalla.

Es más, en el 2008, se alzarán con el Oscar a la Mejor Canción Original por Falling Slowly, compuesta por ellos mismos. Fíjense en la pequeña diferencia de matiz: si en The Commitments llegaron hasta la calle Elcano, con Once lo harán hasta Hollywood y ganando un Oscar además. Casi nada.

Este premio es el punto de partida del documental The Swell Season (Nick August-Perna, Chris Dapkins, Carlo Mirabella-Davis, 2011) en el que el grupo del mismo nombre comandado por Glen Hansard y Marketa Irglova da una gira por Estados Unidos. El documental es la crónica íntima del auge y la caída de su historia de amor. Caída, propiciada en gran parte por él, por su desvanecimiento emocional y autodestructivo, como si se cumpliera la profecía de la canción oscarizada: cayendo lentamente / delante de ojos conocidos / no puedo volver atrás.

El azar ha querido que sea un 14 de febrero, día de los enamorados, en el que actúe en Bilbao. No sabemos si interpretará Falling Slowly en el Kafe Antzokia, tal vez el recuerdo siga doliendo o, por el contrario, cantar al desamor lo salve. Lo que sí sabemos es que tendremos una gran oportunidad de ver en directo a quien ha comprobado, en sus propias carnes, cómo la vida imita al arte y viceversa.

El Festival Zinegoak y La Otxoa

zinegoak-281x197

El Zinegoak, el festival internacional de cine y artes escénicas gay-lesbo-trans de Bilbao que se celebrará del próximo jueves 31 de enero al domingo 10 de febrero, cumplirá 10 años en esta edición. Parece ser que este festival de temática LGBT (siglas utilizadas para designar colectivamente a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) se está consolidando como una de las principales manifestaciones sobre diversidad afectiva que hay en América Latina y en el Estado Español.

Conocía este festival como espectador hasta que tuve la oportunidad de participar como jurado del Premio al Mejor Guión de Largometraje de Ficción, otorgado por nuestra Asociación de Guionistas Vascos, en las ediciones del 2011 y 2012. En la primera, la última con el director Roberto Castón al frente (guionista y director de Ander), otorgamos el premio al guión de Merav Doster por el film israelí Einayim Petukoht (Ojos bien abiertos). El año pasado, la primera edición como director de Pau Guillén, concedimos el premio de mejor guión al inglés Andrew Haigh por su Weekend y una mención especial a la guionista inglesa Paula Milne por The Night Watch.

cartel la Otxoa, sin complejos

Este año 2013, dentro de la sección de Cine Documental, estará a competición La Otxoa, sin complejos. Habrá dos proyecciones, las dos en el Bilborock (Muelle de la Merced, 1); el sábado 2 de febrero a las 20:00 y el domingo 10 a las 18:00. Antes del viernes, a través de la página de facebook de La Otxoa, sin complejos iremos dando más detalles acerca de esto. Puede ser una buena ocasión para ver el documental en pantalla grande, para todo aquel que no pudiese verlo en el último Zinebi.

Además también está la fiesta de clausura, el sábado 9 de febrero, con el concierto del grupo canadiense The Hidden Cameras en la sala BBK.

Concierto de Dominique A en el Kafe Antzokia

dominique A

Anoche fui con unos amigos a ver el concierto de Dominique A en el Kafe Antzokia. A pesar de que fuera miércoles y de la persistente lluvia, hubo mucha gente que se acercó a ver al cantante francés; por supuesto gente de Bilbao (al final nos conocemos todos) pero también bastantes franceses que estaban de paso y que pedían con insistencia canciones antiguas (un tipo a nuestro lado, gritaba como un descosido al final de cada tema: “¡Boris!, ¡Boris!”… Ni mis amigos ni yo acertamos a adivinar de qué canción se trataba), a lo que Dominique A respondía, con diplomacia y en perfecto castellano, que no.

Nunca te había dicho / pero nosotros somos inmortales / ¿por qué te marchaste… / antes de que te lo contara? Es el estribillo de la canción, Immortels, uno de los grandes temas pop de uno de sus mejores discos, La Musique (2009). Hasta entonces, Dominique A había ofrecido principalmente un repertorio de rock, en la línea existencialista de los Noir Désir, en los temas de Contre un arbre o Le Sens, y en una onda más intimista en Vers le bleu. Luego vinieron también Hasta que el cuerpo aguante, la historia del tío más crápula del mundo, y la reivindicativa y social Rendez-nous la lumière de su último disco Vers les lueurs (2012).

No suele ser muy habitual poder ver a artistas franceses de primera fila en Bilbao. Solo me viene a la memoria una actuación de la también actriz (y musa de la nouvelle vague del cine francés) Anna Karina y de Philippe Katerine durante el Zinebi del 2003. Anoche tuvimos la ocasión de descubrir a Dominique A y, a juzgar por la buena recepción que tuvo el concierto, muchos esperamos que puedan venir otros como Benjamin Biolay, Keren Ann, Coralie Clément, Vincent Delerm, Benabar o Thomas Fersen; todos ellos pertenecientes a la chanson française (etiqueta que para resumir diremos que es música de variedades pero con buen gusto) y todos ellos admiradores de Dominique A.

Inauguración del Evidence

Con la que está cayendo y van Pablo Almaraz, Manu Iturregi y Gorka Mirantes y abren un bar. Se trata del Evidence en la calle Barrainkua número 12 y fue inaugurado el 12 del 12 del 2012 a las 12:00. Pero no solo es un bar, ya que al tener licencia de café-teatro, también es una sala en la que se ofrecen actuaciones musicales, exposiciones y proyecciones; además se sirven pintxos y se preparan los mejores gintonics de Bilbao. O de los mejores… Tampoco conviene exagerar.

La tradición le viene del Residence, bar situado en la misma calle y propiedad de Manu Iturregi, donde, desde hace más de 10 años, ha ido desplegando su saber hacer en la preparación de combinados, en la degustación de los mejores whiskies y en dejarse la barba al estilo de Tomás de Zumalacárregui. Pero al contrario que el famoso general carlista, nuestro Manuel de Iturregui, sí que ha conquistado Bilbao. O por lo menos, la calle Barrainkua.

Aparte de las bebidas espirituosas, que diría Juan Bas, lo mejor del Evidence es la música en directo. Están los músicos regulares como Edu Basterra (Teddy Baxter), Pablo Almaraz, Luis Arroyo (ex Boogie Punker, además de autor de la foto de arriba y diseñador del local), Yahvé De La Cavada o Israel Santamaría, y todos los fines de semana viene algún artista de fuera. Sin ir más lejos, este jueves por la noche tocará Malcolm Scarpa en el Evidence, el mediodía del sábado lo hará en el Residence y luego acompañará a los residentes arriba nombrados en las habituales Jam de los sábados por la noche en el Evi. Que la fuerza le acompañe a Malcolm.

También hay que destacar las sesiones de DJ’s. Recuerdo estas navidades la sesión de Sara Íñiguez (ex cantante de Rubia y de Magic Teapot) y de Diego Mirantes Didi. Allí se dejó ver Carlos Tarque, líder de la banda MClan, que había tocado previamente en el Kafe Antzokia  Y bueno, que me aspen si aquello no fue un fiestón.

La calle Barrainkua era una de las calles más anodinas de Abando hasta que Erik, un aventurero durangotarra que decidió probar suerte y montar un gimnasio en la República de Cabo Verde de África le traspasó el Residence a Manu (que también es músico)… Y este fue el principio de toda esta historia.

Se hace posible el primer capítulo

160metrosavatar-731

La semana pasada finalizó la primera ronda del crowdfunding de 160 metros, una historia del rock en Bizkaia y alcanzamos la financiación mínima necesaria para poder realizar el primer capítulo. Queremos agradecer (Álvaro Fierro, Diego Urruchi, Raúl López y yo) a los más de 200 financiadores que han hecho posible este proyecto.

160 metros… es una serie documental y un docuweb que narrará la la transformación social que tuvo lugar en los años 90 en ambos márgenes de la ría de Bilbao desde el punto de vista del rock. Hasta el momento, un total de 209 aportaciones de particulares, entre 5€ y 50€, y la entrada como coproductores de la sala bilbaína Kafe Antzokia, Asociación La Caldera Musika Elkartea, Tipografika y la Sala Drumgorri de Llodio hacen posible que durante el mes de febrero comencemos el rodaje de este audiovisual; cuyo estreno está previsto para la próxima primavera en EITB y en streaming por internet.

El crowdfunding es un método para poder financiar proyectos mediante micro-aportaciones y tras esta primera ronda comienza una segunda fase de financiación que se alargará hasta el 18 de febrero, plazo límite para sufragar los gastos del documental. En este punto,  hacemos un llamamiento a bares, tiendas, entidades y marcas a sumarse y apoyar la iniciativa para llevar a cabo los 5 capítulos que conformarán la serie.

Todo aquel que esté interesado en participar puede hacerlo a través de Goteo.org: http://goteo.org/project/160metros

Aquí les dejo la presentación del proyecto aparecida en el Teleberri el pasado 27 de diciembre:

http://http://www.eitb.com/es/videos/detalle/1211206/video-documental-160-metros–escena-rock-bizkaia-anos-90/

160 metros, una historia del rock en Bizkaia

160 metros3

160metros: una historia del rock en Bizkaia es un proyecto de serie documental que comenzamos a escribir, el periodista musical y colaborador de Bilbao Me Mata, Álvaro Fierro y un servidor el año pasado y que se estrenará en internet y será financiado por crowdfunding.

La productora de contenidos digitales StereoZona  (formada por los productores Diego Urruchi y Raúl López) creará un docuweb sobre el cambio social en los años 90 en el Gran Bilbao contado a través de la música.

160metros… es un nuevo formato audiovisual de corte documental que narrará la transformación urbana que tuvo lugar en los años 90 en ambos márgenes de la ría de Bilbao desde el punto de vista del rock. Se trata de un viaje musical y cultural, una combinación de revival y actualidad, de material de archivo y de seguimiento de la vida de sus protagonistas.

El título hace referencia a la distancia que separa ambas márgenes, con el Puente Colgante como testigo (in)móvil y mudo, remarcando las diferencias sociológicas y económicas que se materializaron, en un contexto de desindustrialización y de construcción del Museo Guggenheim, en dos escenas de rock diferentes y hasta dos formas de ver la vida. La de la margen izquierda con un corte más punk y social (Eskorbuto, Parabellum, Zarama, etc.) y la de la derecha, con lo que se denominó Getxo Sound, con un carácter más hedonista y global (El Inquilino Comunista, Los Clavos, Lord Sickness, etc.).

Las dos novedades que aporta este proyecto es su formato ideado para internet y la financiación, que en su primera fase es a través de micro-mecenazgo o crowdfunding. El docuweb, término para hacer referencia a que se trata de una obra documental con la particularidad de que se exhibe a través de internet, contará con contenidos ampliados: conciertos de la época, metraje inédito y entrevistas extendidas. Se financiará mediante crowdfunding a través de la plataforma goteo.org, un sistema por el cual los fans y todo aquel que lo desee puede aportar su granito de arena apoyando económicamente al proyecto para que finalmente se lleve a cabo. Toda persona, entidad o marca que cofinancie la idea recibirá una retribución o recompensa: aparecer en los créditos, copia en HD de la película, invitación al estreno, figurar como productor asociado, etc.

StereoZona.com es una plataforma WebTV musical, que lleva más de cinco años documentando en vídeo y texto la escena musical de Euskadi, dando oportunidades y visibilizando los grupos emergentes e iniciativas interesantes que por sus características no tienen cabida en medios generalistas. Los conocí durante Misión Lipdub y, desde entonces, hemos colaborado en diversas cosas, pero lo más importante llega ahora con este ilusionante proyecto.

Si quieres apoyar este proyecto hazlo aquí:

http://goteo.org/project/160metros