Estreno de #160metros en ETB2

unnamed

Esta noche a partir de las 23:30 se estrena en ETB2 160 metros, una historia del rock en Bizkaiadespués de Aupa Josu, lo nuevo de Borja Cobeaga, dentro de un especial del programa mítico, La Noche de…

No se me ocurre mejor colofón a la andadura que ha tenido a lo largo de este año nuestro documental, tras su presentación en el Museo Guggenheim en el Festival Zinebi55 el pasado 16 de noviembre de 2013. Y en un año, este de 2014 que está a punto de terminar, que empezamos con tan buen pie ganando el Premio al Mejor Documental en el Dock of the Bay de Donosti y con las posteriores selecciones tanto en el mejor festival de cine documental del Estado (Documenta Madrid), como en el In-edit de Barcelona, seguramente el mejor en cuanto a festivales de cine documental musical del mundo. Sin olvidar además otros muchos sitios donde se ha proyectado y en los que tenido tanta buena acogida, como por ejemplo en Zumaia hace apenas un mes.

Antes de escribir este post creía que ya se había dicho todo sobre 160 metros… hasta que me he puesto a leer los comentarios de youtube. Los hay que defienden a muerte nuestra historia y también quiénes se lamentan de que haya grupos que no estén, o también otros estilos, como si solo hubiese habido punk y Getxo Sound en la época que hemos tratado. Y sí, es cierto, que había mucho más de lo que sale en los 65 minutos de metraje, pero como siempre hemos comentado Álvaro Fierro y yo, es muy difícil meter a todo el mundo en tan poco tiempo y además solo pretendíamos contar UNA historia, no LA historia, para que además de que la disfrutase nuestro entorno también pudiese hacerlo gente de otros lugares. Al contrario que nuestro barquito, el Euskal Herria, cuyo diseño gráfico corrió a cargo de Vudumedia, queríamos surcar otras aguas además de las de nuestra ría…

Prefiero no enlazar ninguno de los tres capítulos que están en youtube para que quien no lo haya visto, pueda ver los 5 capítulos al completo por la tele. Sí que enlazo dos canciones, que no sé si será lo mejor de los sonidos musicales que aparecen de 160 metros…, pero aquí van: Revolution nº10 de Los Clavos (arriba), que escuché mucho en su época, y Bihotzak sutan de Zarama, que es un tema que he descubierto gracias a este trabajo:

Por último, quiero agradecer personalmente a tres personas que han sido muy importantes para que esto se materialice. A Izaskun Arandia por su ayuda inestimable con los archivos ingleses que utilizamos en el segundo capítulo, que en mi opinión es el más redondo de los cinco. A Asier Guerricaechebarria por cedernos (él y Javi Echániz) el título de 160 metros, que le ha dado un gran sentido al relato. Y por último a mi padre porque aunque no se mencione, ni tampoco aparezca en las imágenes de archivos, él ha sido uno de los principales artífices para que se llevara a cabo el cambio de ciudad industrial a ciudad de servicios que es Bilbao hoy en día.

Pero esa, como dice Enrique Santana del Baldos de Uribarri, esa es otra historia…

Anuncios

160 metros, mejor documental en el Dock of the Bay

dotb2

Nuestro largometraje documental 160 metros: una historia del rock en Bizkaia ha resultado ganador del premio al Mejor Documental en el Festival de Cine Documental Dock of the Bay este pasado domingo en Donostia, premio “ex aequo” junto a One Minute for Conductors de Elena Goatelli y Ángel Esteban.

El jurado destacó la capacidad de ambos documentales “para transmitir la historia que se habían planteado y lo han hecho de una manera especial, cada una en su ámbito”. Somos pues los sucesores en el palmarés, de este prestigioso festival de documentales musicales, de Searching for Sugar Man (Malik Bendjelloul) vencedor en la pasada edición. Ahí dejo eso.

El viernes 160 metros… se proyectó en los cines Trueba del barrio de Gros contando con un gran asistencia de público (a pesar de que coincidía con un concierto en Intxaurrondo) y con un jugoso debate posterior moderado por Rodri, periodista y miembro del comité de selección, que posteriormente en la fiesta celebrada en la sala Bukowski me reconoció que 160 metros… era uno de los documentales que más le habían gustado, sobre todo, por la parte en la que cruzamos el puente Bizkaia, pasando de la margen izquierda al Getxo Sound de la derecha; aquí está la reseña que hizo. Y además la respuesta del resto del público presente también fue fenomenal.

Ricardo Aldarondo, periodista de cultura y crítico de cine del Diario Vasco y de, entre otras, la revista de cine Dirigido por, escribió en twitter: “dejó muy buen sabor de boca en Dock of the Bay ‘160 metros: una historia del rock en Bizkaia’, curiosa de formas y que transmite veracidad.” Frases así son las que uno necesita releer en los días lluviosos y tristes.

160-metros-documental

Tiene su gracia que un documental vizcaíno haya ganado un premio en Donostia. Además de desmontar la tópica rivalidad y los estereotipos que tenemos unos de otros, es un orgullo que en una ciudad como la capital guipuzcoana, tan vinculada al cine y a la música, con sus otros dos magníficos festivales como el Zinemaldi o el Jazzaldi, tengamos una inmejorable continuidad después de la presentación de 160 metros…, en su hábitat natural, en el Museo Guggenheim durante la pasada 55 edición del Festival de ZINEBI.

Y nosotros, claro, encantados. Después de un año desde que empezamos este proyecto con el crowdfunding, este premio supone un espaldarazo para seguir en la brecha, contando historias y tratando de vivir de ello.

Estreno de #160 metros en el Guggenheim

24eb469de76283bf95760d20fb997762_XL

El próximo sábado 16 de noviembre, dentro de la sección Bertoko Begiradak del Zinebi 55, presentaremos el documental 160 metros, una historia del rock en Bizkaia en el auditorio del Museo Guggenheim. Han sido bastantes meses, casi un año, desde que empezamos con el crowdfunding, el rodaje, la edición y la presentación de los 3 primeros capítulos. Y al final, llegamos aquí, a la presentación del documental entero, con los capítulos 4 y 5, inéditos hasta ahora. Ni qué decir tiene que presentarlo en el auditorio del Guggenheim es un privilegio enorme. El año pasado pudimos presentar La Otxoa, sin complejos en el mismo lugar y en el mismo festival, y fue un inmenso placer.

Después de los estrenos de los capítulos (23 de mayo en la sala Bilborock, 17 de julio en el Evidence Café-Teatro y 26 de septiembre en el Kafe Antzokia), parece que a uno le queda muy poco nuevo qué decir, que no sea sobre los nuevos capítulos que cierran el documental y que se podrán disfrutar en primicia en el Guggenheim…

Me gustaría agradecer desde aquí a todos los que participaron en el crowdfunding (ya sea a través de sus aportaciones económicas, como en la cesión de archivos o simplemente apoyándonos y siguiéndonos en redes sociales), a todos los participantes (entrevistados, consultados, amigos y familiares) y a las instituciones que nos han apoyado (EITB, Euskaltel, Diputación de Bizkaia, Gobierno Vasco, los Ayuntamientos de Barakaldo, Bilbao, Getxo, Portugalete y Santurtzi, el Zinebi, etc)

Es el final de la producción y la postproducción, pero es también el comienzo de la vida del documental en festivales, y además el proyecto quedará plasmado con contenidos ampliados en http://www.160metros.com -entrevistas completas, material de archivo restaurado, audios, fotos y recortes de prensa-, así como eventos presenciales ligados al proyecto, desde conciertos a charlas debate. En breves los 5 capítulos que componen el documental estarán disponibles libremente en el docuweb.

Después de la proyección habrá un concierto en la sala BBK, a partir de las 22:00, en el que participarán componentes de grupos que han intervenido en el documental, ya sean de la margen izquierda o de la margen derecha: Los Clavos, Parabellum, Cujo o Distorsión…

El Guggenheim realiza un sorteo para conseguir invitaciones. Aquí está el enlace al concurso: https://www.facebook.com/guggenheimbilbaomuseo?sk=app_79458893817

Se estrena La Otxoa, sin complejos en París

205-OtxoaSinComplejos_005

Llevaba más de un mes sin actualizar el blog. A la excusa de que estaba ocupadísimo, tengo que añadir que me he mudado de casa y ahora vivo en Santutxu, un barrio de rentas bajas pero emociones altas, que se decía en una película que vi hace no mucho tiempo. Bromas aparte, estoy muy contento con el cambio y me da la sensación de que empieza una nueva etapa en mi vida.

El pasado 23 de mayo estrenamos el primer capítulo de 160 metros en la sala Multibox de ETB y el Bilborock, y la verdad fue un auténtico éxito. La gente se quedó con ganas de más, y eso es lo que estamos preparando para el segundo y el tercer capítulo. Esperamos proyectar en primicia el segundo para mediados del mes que viene en el Evidence Café-Teatro.

Por otro lado, este viernes 21 de junio, día de la Fiesta de la Música, estrenamos La Otxoa, sin complejos en el cine Chaplin Saint-Lambert de París. Dentro del festival de cine Différent 6 !, muestra organizada por la asociación franco-española Espagnolas en París, presidida por la actriz Laura del Sol, y dirigida por José María Riba y Eva Roelens. Sobre todo a José María Riba le debo muchas cosas, no solo haberme apoyado con Zu zara nagusia y con La Otxoa, sin complejos; sino también haberme presentado a Alice de Andrade, sin la que difícilmente hubiera conocido a Jean-Michel Rodrigo, productor francés y principal artífice de que se hiciera La Otxoa… aportando la entrada de una televisión francesa como la TLT (Teletoulouse) y el apoyo del CNC (el Ministerio de Cultura francés) y la PROCIREP.

LA OTXOA

El documental, que recordemos también es una coproducción de ETB y TVE, se proyecta a las 20:30 de la noche de este viernes 21, precedido por otro documental musical como es Zuloak (de Fermin Muguruza) a las 18:00.

Contará con la presencia de José Antonio Nielfa La Otxoa, de Jean-Michel Rodrigo y de un servidor. Además de la proyección del documental, a partir de las 22:00 habrá una actuación de La Otxoa junto a otros artistas.

Este viernes por lo tanto se cumplirán exactamente 4 años de aquella  Fiesta de la Música del 2009 en el que presentamos Zu zara nagusia en el Reflet Medicis y La Otxoa actuó después  ante un público que abarrotaba la rue Champolion, en un concierto titulado en la puta rue. Fue sin duda un buen domingo: uno de esos días que lo tienes marcado en tu calendario sentimental, vital, y que difícilmente podrás olvidar. Ahí comenzó una apasionante aventura cuyo resultado es lo que se va a ver este viernes en el cine Chaplin.

Si venir a Santutxu supone hoy el inicio de una nueva etapa, aquel 21 de junio de 2009 supuso el final de algo más que mi estancia en París, aunque yo por entonces no lo supiera, y tan solo viví el momento, asombrado por la capacidad de La Otxoa de conectar con un público francés que sentía un inmenso cariño hacia él.

Tener un buen timing en el mundo del cine

El pasado sábado día 18 de enero salió publicada una entrevista que me hicieron en la revista ON del Deia (y del grupo de noticias), a raíz de los estrenos de La Otxoa, sin complejos, sobre todo, y también de la preparación y búsqueda de financiación de la serie documental 160 metros.

Me preguntaron si era posible vivir de las ficciones y documentales de forma independiente, ya que parecía ésta, una profesión muy dura para salir adelante. Contesté que, a pesar de la crisis del sector del audiovisual y de la cultura, y de que muchas veces se diga que este es un oficio individualista, de francotiradores, yo siempre había tenido la suerte (o la virtud) de encontrarme con la gente idónea para cada proyecto con la que he ido colaborando a lo largo del tiempo.

http://static.deia.com/docs/2013/01/21/on190113.pdf
(La entrevista se encuentra entre las páginas 45 y 50 de este enlace).

A finales del 2008, regresaba a París después de haber terminado el documental Zu Zara Nagusia para ETB y Canal Odisea. La cosa pintaba bien. Había realizado mi primera incursión en el mundo del audiovisual y además contando una historia personal. Pensé que mi teléfono echaría humo con todos los productores, jefes de periódicos o cadenas de televisión, que me llamarían para ofrecerme trabajo. Pero no fue así. Volví a París, y me enfrenté a la cruda realidad de tener que empezar de cero otra vez, de buscar trabajo.

Lo primero que hice es tratar recuperar mi puesto de asistente de seguros en la compañía Coris Assistance, trabajo al que renuncié para poder hacer Zu Zara Nagusia. Para que nos entendamos, asistente de seguros es aquel debe estar colgado del teléfono ayudando a la gente que viaja al extranjero por si tiene algún problema médico o con su coche. Esta era la parte más interesante del trabajo; luego estaban las llamadas ininterrumpidas del call-center; recogíamos incidencias y servicio post-venta de compañías de teléfono, seguros médicos o de seguros de coche. La gente que llamaba para quejarse del servicio estaba bastante mosqueada, y además nosotros no podíamos solucionar nada, ya que solo podíamos filtrar las llamadas.

Quien haya trabajado más de 3 meses de asistente o en un call-center, sabe perfectamente que cuanta más experiencia tengas, menos coges el teléfono y con más parsimonia ayudas a la gente que está al otro lado de la línea. Un poco como pasa en la hostelería cuando en un bar le haces señas a un camarero para que te atienda y este, remolón, hace como que no te ha visto porque sabe que la noche es larga…

En fin, a pesar de todo, como me había llevado muy bien con el director, Monsieur Alos, este me ofreció el mismo sueldo que tenía cuando dejé mi puesto. Aunque se trataba de un trato justo, yo sabía que a los compañeros con los que empecé a trabajar durante la temporada de verano del año anterior les habían subido el sueldo hasta dos veces (durante el tiempo en el yo me encontraba en Bilbao) e iban a cobrar 2000 euros más al año que yo por el mismo trabajo. Aquello me parecía injusto, y dije que me lo pensaría.

Una semana después, no había encontrado nada más y cuando estaba a punto de llamar a Alos para agachar las orejas y aceptar el trato, me llegó un email.

Se trataba de Jose María Riba, al que había conocido gracias a la coordinadora de la Femis, Christine Gazarian y de Mima Fleurent, en cuya plataforma, Colifilms Diffusion, había realizado unas prácticas de distribución.

Jose María (en la foto de abajo presentando Zu Zara Nagusia junto a Jose Antonio Nielfa La Otxoa y un servidor, durante el Festival Différent ! de París del que él es director), me llamaba entonces para decirme que había dado mi número de teléfono a la realizadora franco-brasileña Alice de Andrade y que estaba buscando a alguien que llevara la producción de un documental suyo sobre Cuba.

Este proyecto, Memoria Cubana, fue muy pero que muy difícil de realizar pero me permitió conocer a Jean-Michel Rodrigo (a la postre, productor de La Otxoa, sin complejos), al equipo de Mecanos Productions, a la gente del ICAIC cubano y de la embajada cubana; y también pude aprender del trabajo de Alice con los archivos aquellos de los noticieros del ICAIC, una experiencia formidable… Pero yo no sabía todo esto cuando recibí el email de Jose María, tan solo tuve la corazonada de que iba a ir bien. Y así fue.

Dice el productor de El Padrino y de La semilla del diablo, Robert Evans, que la suerte es una mezcla de oportunidad y preparación. No puedo estar más de acuerdo. Y en mi caso, el talento quizá se encuentre en haberme topado con la persona adecuada en el momento adecuado… Un buen timing, en definitiva.

Se hace posible el primer capítulo

160metrosavatar-731

La semana pasada finalizó la primera ronda del crowdfunding de 160 metros, una historia del rock en Bizkaia y alcanzamos la financiación mínima necesaria para poder realizar el primer capítulo. Queremos agradecer (Álvaro Fierro, Diego Urruchi, Raúl López y yo) a los más de 200 financiadores que han hecho posible este proyecto.

160 metros… es una serie documental y un docuweb que narrará la la transformación social que tuvo lugar en los años 90 en ambos márgenes de la ría de Bilbao desde el punto de vista del rock. Hasta el momento, un total de 209 aportaciones de particulares, entre 5€ y 50€, y la entrada como coproductores de la sala bilbaína Kafe Antzokia, Asociación La Caldera Musika Elkartea, Tipografika y la Sala Drumgorri de Llodio hacen posible que durante el mes de febrero comencemos el rodaje de este audiovisual; cuyo estreno está previsto para la próxima primavera en EITB y en streaming por internet.

El crowdfunding es un método para poder financiar proyectos mediante micro-aportaciones y tras esta primera ronda comienza una segunda fase de financiación que se alargará hasta el 18 de febrero, plazo límite para sufragar los gastos del documental. En este punto,  hacemos un llamamiento a bares, tiendas, entidades y marcas a sumarse y apoyar la iniciativa para llevar a cabo los 5 capítulos que conformarán la serie.

Todo aquel que esté interesado en participar puede hacerlo a través de Goteo.org: http://goteo.org/project/160metros

Aquí les dejo la presentación del proyecto aparecida en el Teleberri el pasado 27 de diciembre:

http://http://www.eitb.com/es/videos/detalle/1211206/video-documental-160-metros–escena-rock-bizkaia-anos-90/

160 metros, una historia del rock en Bizkaia

160 metros3

160metros: una historia del rock en Bizkaia es un proyecto de serie documental que comenzamos a escribir, el periodista musical y colaborador de Bilbao Me Mata, Álvaro Fierro y un servidor el año pasado y que se estrenará en internet y será financiado por crowdfunding.

La productora de contenidos digitales StereoZona  (formada por los productores Diego Urruchi y Raúl López) creará un docuweb sobre el cambio social en los años 90 en el Gran Bilbao contado a través de la música.

160metros… es un nuevo formato audiovisual de corte documental que narrará la transformación urbana que tuvo lugar en los años 90 en ambos márgenes de la ría de Bilbao desde el punto de vista del rock. Se trata de un viaje musical y cultural, una combinación de revival y actualidad, de material de archivo y de seguimiento de la vida de sus protagonistas.

El título hace referencia a la distancia que separa ambas márgenes, con el Puente Colgante como testigo (in)móvil y mudo, remarcando las diferencias sociológicas y económicas que se materializaron, en un contexto de desindustrialización y de construcción del Museo Guggenheim, en dos escenas de rock diferentes y hasta dos formas de ver la vida. La de la margen izquierda con un corte más punk y social (Eskorbuto, Parabellum, Zarama, etc.) y la de la derecha, con lo que se denominó Getxo Sound, con un carácter más hedonista y global (El Inquilino Comunista, Los Clavos, Lord Sickness, etc.).

Las dos novedades que aporta este proyecto es su formato ideado para internet y la financiación, que en su primera fase es a través de micro-mecenazgo o crowdfunding. El docuweb, término para hacer referencia a que se trata de una obra documental con la particularidad de que se exhibe a través de internet, contará con contenidos ampliados: conciertos de la época, metraje inédito y entrevistas extendidas. Se financiará mediante crowdfunding a través de la plataforma goteo.org, un sistema por el cual los fans y todo aquel que lo desee puede aportar su granito de arena apoyando económicamente al proyecto para que finalmente se lleve a cabo. Toda persona, entidad o marca que cofinancie la idea recibirá una retribución o recompensa: aparecer en los créditos, copia en HD de la película, invitación al estreno, figurar como productor asociado, etc.

StereoZona.com es una plataforma WebTV musical, que lleva más de cinco años documentando en vídeo y texto la escena musical de Euskadi, dando oportunidades y visibilizando los grupos emergentes e iniciativas interesantes que por sus características no tienen cabida en medios generalistas. Los conocí durante Misión Lipdub y, desde entonces, hemos colaborado en diversas cosas, pero lo más importante llega ahora con este ilusionante proyecto.

Si quieres apoyar este proyecto hazlo aquí:

http://goteo.org/project/160metros