Gala de Misión Lipdub

A veces cuesta mucho describir lo que se ha vivido con tanta intensidad. Anoche, lo que pasó en los estudios de Miramón de ETB durante la retransmisión en directo de la gala benéfica Misión Lipdub quedará en nuestras retinas como un momento de televisión único, cargado de emociones y sentimientos de hondo calado.

Cuando Julian Iantzi apeló a la “cuestión de vida o muerte” que representa la labor social de la asociación Dibujando sonrisas a muchos se nos encogió el alma. Jone Gereka, sentada a la izquierda de Julian, principal impulsora de la asociación y madre coraje donde las haya, no podía reprimir las lágrimas. Aquí les dejo el precioso lipdub que realizaron:

También no nos podemos olvidar de otros momentos de la noche como todos los instantes en los que intervino Ana Mota (en la foto) vestida en la gala con una camiseta de AC/DC y con más arte que la propia Sara Baras, sobrenombre con el que es conocida en la asociación Despertar los Sentidos. Ana, desalentada al saber que no habían logrado el primer premio, no pudo esconder su decepción y ni Joseba Etxeberriapadrino de su causa, ni el premio de consolación otorgado por Kaiku fueron capaces de mitigar su pena. Fue otro momento inolvidable.

Puede sonar a tópico pero aunque Dibujando sonrisas se llevase el gran premio, todos resultaron vencedores. Además de Despertar los Sentidos, tampoco podemos olvidar a los chicos del equipo infantil de basket discapacitado, la Federación Vasca de Deporte Adaptado (que se llevó otro premio de consolación por parte de Obra Social La Caixa).

Por último, en una de las grandes sorpresas que nos deparó la velada, Borja Cobeaga y el actor Unax Ugalde entregaron los dos últimos premios a Darahli Elkartea y la Fundación Itaka-Escolapios. Fue un bonito y justo final para una noche que terminó entre abrazos, repleta de ternura, sentimientos verdaderos y causas solidarias.

Anuncios

Agur, Etxebe

El jugador con el dorsal 17 del Athletic, Joseba Etxeberria (Elgoibar, 1977), se despidió ayer de San Mamés, en el último partido de Liga contra el Deportivo de la Coruña. La catedral ya no verá nunca más correr por la banda derecha al “Gallo” (apodo que se ganó por su físico: la cabeza siempre alta propiciada por un cuello imponente que le hacía sobresalir entre los demás). Nos podíamos pasar horas dándole las gracias por lo que nos ha dado, me acuerdo ahora del gol contra el Zaragoza que nos clasificó para la Champions League. En total metió 105 goles, dio muchos pases de gol también, pero Etxebe siempre lideró al equipo, nunca se escondió, nunca se rindió.

En la Eurocopa del 2004 a Luis Figo le preguntaron a qué jugadores de la selección española temía más y el portugués señaló a su compañero de equipo en el Real Madrid, Raúl, y a Etxebe. En aquella Eurocopa, los periódicos deportivos madrileños lo consideraban un jugador sobrevalorado y se pedía con insistencia su relevo por Joaquín, una estrella emergente entonces, mucho más sobrevalorada. Pero Figo no fue el único: Roberto Carlos, Xavi Hernández o Camacho, fueron también otros adversarios que reconocieron su talento y confirmaron lo que los athletizales ya intuíamos: un gran líder, un futbolista de raza.

Todavía se me ponen los pelos de punta al recordar este gol:

La despedida de ayer, tan sólo es comparable a la despedida del legendario Dani, Daniel Ruiz Bazán (Sopuerta, 1951). Me acuerdo de la foto aquella del DEIA, Dani quitándose la camiseta del Athletic en el vestuario con sus botas colgadas justo enfrente. Una foto un tanto triste, pero así es la vida cuando algo se acaba.

Dani y Etxebe siempre serán un ejemplo. Tuvieron muchas ofertas para irse a otros equipos pero siempre dijeron que no se podían poner otra camiseta que no fuera la del Athletic. Su ejemplo nos basta para definir el sentimiento de pertenencia, de la filosofía del Athletic Club.

Ha llegado la hora de Iker Muniain (Iruña, 19/12/1992), espero que lo que Etxebe le ha transmitido le sirva a Iker para marcar una etapa en el Athletic. Estamos expectantes, tenemos ilusión.