Encuentro con Miguel Ángel Vivas

Este pasado viernes, la Asociación de Guionistas Vascos (en colaboración con el Festival de Cortos y Documentales Zinebi) organizó la tradicional comida de Hermandad en el restaurante del Teatro Campos Elíseos. Tal y como pasó en el 2010 con Olga Salvador (guionista de Doctor Mateo), John Sayles (que vino a presentarnos Honeydripper), Rubén Ontiveros (creador de Qué vida más triste) y Thomas Bidegain (autor de la nominada al Oscar, Un profeta), este año, el joven cineasta sevillano, Miguel Ángel Vivas vino a presentar su película Secuestrados (2011), una aterradora crónica sobre el violento secuestro a una familia que protagonizan Fernando Cayo y Manuela Vellés.

Rodada en 12 planos secuencia, la cinta fue una de las sensaciones del pasado Festival de Austin (Texas), festival en el que hacen mucho caso a los directores de cine de género españoles: como el propio Vivas o Nacho Vigalondo. Ahora mismo, Miguel Ángel Vivas se encuentra preparando su tercer largometraje (tras su ópera prima Reflejos (2002)).

Estoy orgulloso de que a pesar de la lluvia, viniera tanta gente a la proyección y al posterior debate con el director en la Sala Cúpula del teatro Campos. Fue emocionante comprobar que sobre todo hubo mucha gente joven. Hay quien piensa que los jóvenes de hoy en día, solo se descargan vídeos en su teléfono móvil y que pasan de ir al cine. Es muy común oír estas cosas de gente que nunca va al cine, por otro lado.

Pero en el caso del viernes pasado, nada más lejos de la realidad, ya que el debate al que asistimos después de ver Secuestrados, que contó con la conducción de Luis Eguiraun del Zinebi y Javier Echániz (presidente de la Asociación de Guionistas Vascos), fue un momento divertido y entrañable en el que Vivas habló sin cortapisas de cómo sacar adelante un proyecto tan difícil, que no deja indiferente a nadie.

Además, la ocasión congregó a otra gente de la industria del cine como el crítico de cine de El Correo, Josu Eguren, el director de cine bilbaíno Haritz Zubillaga (que presentará el próximo viernes su obra She’s lost control, un corto que seguro dará que hablar), el productor Eduardo Carneros, la documentalista y guionista Itxaso del Castillo, el guionista Egoitz Moreno (autor de La casa del lago, también presente en esta inminente nueva edición del Zinebi), el ayudante de producción Mikel Alonso, la humorista Lourdes Mendia, gente de la escuela de cine de Bilbao Kinema (en la imagen de arriba haciendo una pregunta), gente del Zinebi (todas las fotografías pertenecen al fotógrafo oficial del Certamen), gente de la asociación de actores, del departamento de guión de la escuela Ánima de Santutxu, etc.

(En la imagen de aquí arriba, de izquierda a derecha, Luis Eguiraun, Javier Echániz, Miguel Ángel Vivas y el autor de este blog).

En definitiva, lo que promueven estos encuentros de la Asociación de Guionistas es que se reúnan gentes de diversos gremios que puedan además de mostrar sus obras y compartir experiencias, conocer a los demás y discutir animadamente sobre el oficio de contar historias. Al final todos somos muy parecidos.

Y que sigan existiendo este tipo de acontecimientos y que además tengan éxito y venga gente de renombre, es un milagro para los tiempos que corren.

Anuncios

Berlinale 2011

Ayer finalizó el Festival de Cine de Berlín, la Berlinale, con la concesión del Oso de Oro a la película iraní Nader y Simín, una separación del cineasta Asghar Farhadi y el Oso de Plata a las mejores interpetraciones femenina y masculina, al conjunto de actrices y actores de esta misma película. Estuvimos en la Berlinale pero no vimos ni este film ni ningún otro, ya que por encima de todo, estuvimos presentes en el mercado, el EFM (European Film Market), al que acudimos a vender nuestras películas. Y en el mercado (en la foto de abajo) se hace de todo menos ver una película. Se está allí para encontrar una TV suiza, un coproductor alemán, un agente de ventas francés o alguien que te haga caso durante, al menos, 2 minutos.

En el mercado se practica lo que conocemos como el arte del pitching (que es, resumiendo, la presentación verbal de una idea, un proyecto o un guión para conseguir financiación). Le dije a mi madre que me iba a Berlín a hacer un pitching y esta me preguntó si era necesario irme tan lejos para hacer eso…

Acudí a la cita de la capital alemana con mi jefe en ARMONIKA, Eduardo Carneros (ataviado con un gorro del ejército soviético, posa en la foto, con el director sevillano Miguel Angel Vivas que estrena Secuestrados el viernes que viene, y que esperamos que sea un gran éxito), con el doble objetivo de presentar nuestras últimas producciones y de buscar coproductores internacionales para montar financieramente el que será nuestro próximo largometraje: Los Ojos del Relojero de Aitor Zabaleta. Estamos con muchas ganas de poner todas nuestras energías en este nuevo proyecto en el que creemos ciegamente. Iré contando en este blog los avances en la financiación y alguna pista más sobre esta fantástica historia.

El 2010 ha sido un buen año para nuestra productora ya que hemos conseguido terminar el largometraje Un mundo casi perfecto de Los Hermanos Ibarretxe  y dos coproducciones con Argentina: el western gaucho Aballay, el hombre sin miedo de Fernando Spiner y Las Acacias de Pablo Giorgelli. Teniendo estas películas recién sacadas del horno; tan diversas, tan diferentes y especiales, acudimos a Potsdamer Platz (epicentro de la Berlinale, en la foto de abajo) con la maleta llena de sueños y de buenas películas, dispuestos a comernos el mundo…

 

La misión de ARMONIKA es salir fuera: creando películas orientadas al mercado nacional e internacional (producidas mayoritariamente por nosotros mismos, como es el caso de Un mundo casi perfecto y será el de Los Ojos del Relojero), y participando en coproducciones internacionales con otros países como Argentina (con Aballay, el hombre sin miedo y Las Acacias).

Y este es, en definitiva, nuestro valor añadido: ser capaces de crear y participar en historias cuyo lenguaje universal, trascienda nuestras fronteras.