Estreno de #160metros en ETB2

unnamed

Esta noche a partir de las 23:30 se estrena en ETB2 160 metros, una historia del rock en Bizkaiadespués de Aupa Josu, lo nuevo de Borja Cobeaga, dentro de un especial del programa mítico, La Noche de…

No se me ocurre mejor colofón a la andadura que ha tenido a lo largo de este año nuestro documental, tras su presentación en el Museo Guggenheim en el Festival Zinebi55 el pasado 16 de noviembre de 2013. Y en un año, este de 2014 que está a punto de terminar, que empezamos con tan buen pie ganando el Premio al Mejor Documental en el Dock of the Bay de Donosti y con las posteriores selecciones tanto en el mejor festival de cine documental del Estado (Documenta Madrid), como en el In-edit de Barcelona, seguramente el mejor en cuanto a festivales de cine documental musical del mundo. Sin olvidar además otros muchos sitios donde se ha proyectado y en los que tenido tanta buena acogida, como por ejemplo en Zumaia hace apenas un mes.

Antes de escribir este post creía que ya se había dicho todo sobre 160 metros… hasta que me he puesto a leer los comentarios de youtube. Los hay que defienden a muerte nuestra historia y también quiénes se lamentan de que haya grupos que no estén, o también otros estilos, como si solo hubiese habido punk y Getxo Sound en la época que hemos tratado. Y sí, es cierto, que había mucho más de lo que sale en los 65 minutos de metraje, pero como siempre hemos comentado Álvaro Fierro y yo, es muy difícil meter a todo el mundo en tan poco tiempo y además solo pretendíamos contar UNA historia, no LA historia, para que además de que la disfrutase nuestro entorno también pudiese hacerlo gente de otros lugares. Al contrario que nuestro barquito, el Euskal Herria, cuyo diseño gráfico corrió a cargo de Vudumedia, queríamos surcar otras aguas además de las de nuestra ría…

Prefiero no enlazar ninguno de los tres capítulos que están en youtube para que quien no lo haya visto, pueda ver los 5 capítulos al completo por la tele. Sí que enlazo dos canciones, que no sé si será lo mejor de los sonidos musicales que aparecen de 160 metros…, pero aquí van: Revolution nº10 de Los Clavos (arriba), que escuché mucho en su época, y Bihotzak sutan de Zarama, que es un tema que he descubierto gracias a este trabajo:

Por último, quiero agradecer personalmente a tres personas que han sido muy importantes para que esto se materialice. A Izaskun Arandia por su ayuda inestimable con los archivos ingleses que utilizamos en el segundo capítulo, que en mi opinión es el más redondo de los cinco. A Asier Guerricaechebarria por cedernos (él y Javi Echániz) el título de 160 metros, que le ha dado un gran sentido al relato. Y por último a mi padre porque aunque no se mencione, ni tampoco aparezca en las imágenes de archivos, él ha sido uno de los principales artífices para que se llevara a cabo el cambio de ciudad industrial a ciudad de servicios que es Bilbao hoy en día.

Pero esa, como dice Enrique Santana del Baldos de Uribarri, esa es otra historia…

Anuncios

El regreso de los Blues Explosion

jon spencer

Dicen quienes lo vivieron que el primer gran concierto de la sala Kafe Antzokia, el día en que esta realmente se inauguró, fue un 13 de abril de 1997; fecha en la que compartieron cartel la (hoy desaparecida) banda de Detroit Demollition Doll Rods y la neoyorquina Jon Spencer Blues Explosion (en la foto, en la prueba de sonido).

El Antzoki, que entonces apenas llevaba un año y algo en funcionamiento, se convertiría poco después en la sala de referencia donde iban a actuar los mejores grupos independientes internacionales y nacionales.

Apenas 6 meses antes de la inauguración del Museo Guggenheim, el trío de punk y blues americano compuesto por Jon Spencer, Judah Bauer y Russell Simins ponía fin simbólicamente a aquel gris y viejo Bilbao de los 80 y principios de los 90, al que quizá se tenga demasiado idealizado.

Este pasado sábado de Carnaval (de nuevo una señal o una excusa más para unirse a la fiesta), Jon Spencer y los suyos (que son dos guitarras y un batería), volvieron al mismo escenario bilbaíno para presentar su último disco, Meat+Bone (2012), 16 años después, y ofrecernos un repertorio ininterrumpido de casi una hora antes del bis y antes de que Jon Spencer se fuera literalmente “de baretas” (bajó del escenario y llegó hasta la barra de la entrada). Abrieron la noche los barceloneses Tokyo Sex Destruction cuya denominación hacía presagiar la intensidad de los Explosion.

En efecto, los neoyorquinos, con un sonido que va del blues de los Cream hasta el punk de los Sex Pistols, y con una actitud comprometida y salvaje que llevan exhibiendo desde hace más de 20 años, se metieron en el bolsillo al público que abarrotaba el antiguo cine San Vicente y que colgó, como en las mejores ocasiones, el cartel de “Sarrerak agortuta daude” (no hay entradas).

Era la primera vez que yo los veía en directo, después de haber asistido al concierto de Heavy Trash (trío rockabilly que lideró Spencer entre 2006-2009) y haber oído por primera vez las batallas de aquella primera vez, aquel concierto de abril de 1997. Un año que fue, en definitiva, importante y simbólico para el Bilbao que conocemos hoy en día.